Est√°s viendo Inicio ¬Ľ Recetas saladas sin gluten ¬Ľ Cocido gallego sin gluten con mucho amor
Cocido-gallego-celiacos

Cocido gallego sin gluten con mucho amor

Siéntete en Galicia con un solo bocado

Que Galicia es uno de los templos de la gastronom√≠a en Espa√Īa, es algo sabido por todos. Por ello, hoy rindo homenaje a todas las madres y abuelas gallegas que cocinan por y para su familia sin descanso.

Volviendo a los fogones, yo siempre me he declarado fan del cocido de all√≠, y de las empanadas, (os dejo aqu√≠ mi receta de empanada picante sin gluten) pero al ser un plato tan tradicional ten√≠a la “falsa” sensaci√≥n de que era complejo de preparar. Nada m√°s lejos de la realidad, ya que solo se necesitan buenos ingredientes y paciencia porque no es un plato¬† r√°pido de realizar.

En cuanto a los ingredientes, puedes variar seg√ļn gustos y preferencias, pero yo os voy a contar la manera en la que lo cocinan en la casa de mi pareja (gallegui√Īo).

INGREDIENTES

  • 400 gr. de garbanzos crudos
  • Un repollo (o grelos)
  • 1 costilla de cerdo
  • 1 lac√≥n desalado
  • 5 chorizos picantes ahumados¬†
  • Ternera (la parte que m√°s os guste, yo aguja)
  • 5 ajos
  • Piment√≥n dulce
  • Patatas (si son gallegas ser√≠a lo ideal)

MANOS A LA MASA

  1. El primer paso es preparar los garbanzos de manera tradicional, es decir, la noche de antes los ponemos a remojo.
  2. Al día siguiente, comenzamos con el cocinado.
  3. En una cacerola bien grande, vertemos agua, y sin dejar que se caliente, vamos echando toda la carne. 
  4. Cuando esté a medio cocer introducimos los garbanzos en el agua, dentro de una malla, para que a la hora de servir no tengas problemas de ir recogiéndolos uno a uno.
  5. ¬ŅCu√°ndo estar√° todo listo? No es una ciencia exacta, hay que ir probando e ir sacando de la cacerola.
  6.  Una vez tengamos toda la carne y los garbanzos listos, en esa misma agua introducimos la verdura, en mi caso repollo porque no es época de grelos.
  7. En un cazo aparte, echamos parte del agua de cocción anterior y metemos las patatas para que se cuezan. Dejamos cocer todo.
  8. Paralelamente, preparamos una fritada de aceite, ajos y pimentón.
  9. Cuando el repollo esté listo, echamos encima el refrito de antes.
  10. Una vez esté todo listo, se sirven en diferentes bandejas. Una para la carne, otra para la verdura y los garbanzos por otro lado. Y no nos olvidemos del ¡caldo! Puedes tomarlo tal cuál, o bien, cocerle unos fideos para el día siguiente.

Os aseguro que es una de las comidas más completas y deliciosas que podréis degustar.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*