Est√°s viendo Inicio ¬Ľ Recetas saladas sin gluten ¬Ľ Croquetas de queso y nueces con Maizena
Croquetas-de-queso-nueces-sin-gluten

Croquetas de queso y nueces con Maizena

Croquetas melosas por dentro y crujientes por fuera aptas para celiacos

Si eres un amante del queso de cabra, ésta es tu receta

Tengo que confesar que me muevo como pez en el agua en la cocina, pero las croquetas son mi talón de Aquiles. Conseguir una buena bechamel sin gluten, sabrosa y manejable me ha sido muy complejo de conseguir.

Tras probar con muchas harinas dí con la receta perfecta, pero no te voy a negar que a la hora de liarlas hay que tener mucha paciencia y calma porque son muy delicadas.

En el post de hoy he utilizado la harina panificable de Algood, pero también puede hacerse con Maizena ya que el resultado es similar.

Y llega la temida pregunta: ¬Ņde qu√© sabor las hago? Quiz√°s sea la decisi√≥n m√°s compleja de tomar ya que todas est√°n de muerte. Sin embargo, yo iba a una comida especial y la anfitriona es una amante del queso, as√≠ que me decid√≠ por queso de cabra, cebolla caramelizada y nueces. Una bomba de sabor y texturas diferentes.

INGREDIENTES

  • 4 cucharas soperas de Maizena o harina panificable ‚ÄúAlgood Gastronom√≠a Glutenfree‚ÄĚ
  • 1/2 litro de leche sin lactosa (quiz√°s tengas que a√Īadir m√°s, seg√ļn te pida la masa)
  • 1 cuchara sopera de aceite de oliva
  • Nueces al gusto
  • 1 rulo de queso de cabra
  • 1 cebolla
  • Pan rallado sin gluten (Yo us√© el de Schar que ten√≠a por casa)
  • 2 huevos

MANOS A LA MASA

  1. El primer paso de preparar la bechamel. Tranquilos porque lleva su tiempo.
  2. Echamos el aceite en la sartén y la harina y no dejamos de remover con el objetivo de tostarla y que posteriormente no sepa a harina cruda. 
  3. Cogemos una barilla y vamos a√Īadiendo poco a poco la leche sin dejar de mover para evitar que se formen grumos. Este proceso es lento, as√≠ que paciencia y buena mu√Īeca hasta conseguir una textura lo m√°s fina posible.¬†
  4. Yo metí la batidora unos segundos para disolver algunos grumos y quedó perfecta, ¡toda ayuda es buena!
  5. En un cazo aparte preparamos la cebolla caramelizada y cuando est√© lista echamos las nueces picadas y el queso de cabra en tacos peque√Īos. Dejamos unos minutos hasta que se amalgame todo y juntamos con la bechamel.
  6. Este paso podríamos hacerlo al inicio de la bechamel, pero a mí me genera el doble de grumos por lo que lo hago al final.
  7. Una vez tenemos la bechamel completa la volcamos sobre un plato y dejamos enfriar.
  8. Pasadas unas horas procedemos a hacer las bolas de croquetas con las manos humedecidas con agua (eso siempre ayuda).
  9. A continuación, pasamos por huevo batido y pan rallado. Hay personas que hacen este proceso dos veces, pero yo prefiero solo una ya que la textura es más fina y delicada.
  10. Una vez tengamos todas las croquetas “liadas” las metemos en un tupper para congelarlas. El truco de mi madre es poner una capa de croquetas, papel de horno o absorvente y otra capa de croquetas. De esta manera, evitamos que se peguen entre s√≠.
  11. El día que queramos comerlas solo tenemos que sacarlas del congelador y freirlas en abundante aceite a fuego fuerte (¡Cuidado con quemar el aceite!)
 
Ya habéis visto que es una receta algo laboriosa, pero sin duda alguna merece la pena liarse la manta  a la cabeza.
 
¬°Cu√©ntame! ¬ŅCu√°l es tu sabor de croquetas favorito? ¬ŅEres m√°s de dulce o de salado?

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*