Est√°s viendo Inicio ¬Ľ Recetas saladas sin gluten ¬Ľ Pan con 3 ingredientes apto para celiacos
panecillos-sin-gluten-tres-ingredientes

Pan con 3 ingredientes apto para celiacos

¬°Vas a alucinar con estos panecillos caseros sin gluten!

Cómo conseguir un pan de manera artesanal y
asequible al bolsillo

Como ya sabéis, soy una enamorada de los panes y siempre tengo en mi despensa las harinas de Algood. Esto no es publicidad de la marca, sino una realidad en mi despensa.

Para m√≠, el pan es un elemento b√°sico al que no todos los cel√≠acos tenemos acceso. Bajo mi punto de vista, los productos industrializados contienen unos niveles muy elevados de az√ļcares, aditivos y conservantes que prefiero no consumir. Adem√°s, el sabor de un pan de reci√©n hecho en casa no es igual que sacarlo de una bolsa y tostarlo.¬†

Por ello, aunque no consuma mucho pan a diario, siempre tengo en mi congelador rebanadas congeladas para sacar y consumir cuando me apetece.

Así que, sin más dilación, os dejo mis bollitos favoritos para que todos los celiacos podamos disfrutar de una  alveolada miga y una cobertura crujiente siempre que apetezca. Los recomiendo para bocadillos, tentempiés y montaditos.

INGREDIENTES

MANOS A LA MASA

  1. Mezcla la harina, el aceite y el agua en la cubeta de la panificadora o amasadora. También lo puedes hacer a mano, mientras tengas las manos cubiertas de harina para que no se te peguen.
  2. Llega al momento divertido, vamos a dar forma a los bollitos. Yo tengo una bandeja especial de horno (foto 2) para hacer pan con esta forma  (Si os gusta la podéis encontrar aquí en Amazon o en cualquier tienda de barrio o de menaje de cocina )
  3. Cuando tengas los panes hechos, los dejamos dentro del horno apagado durante 1 hora para que leve.
  4. Precalienta el horno a 200¬ļ, cuando llegue a esa temperatura, b√°jalo a 180¬ļ. Vierte agua en el fondo del horno para conseguir una textura m√°s crujiente e introduce los panes.
  5. Como en mi caso, no los hice de un tama√Īo muy grande, en 20 minutos estaban listos.
  6. Cuando acaben de hacerse, dejamos la puerta del horno medio abierta durante 10 minutos. Pasado ese tiempo, los sacamos y los ponemos en una rejilla para que no se humedezcan.

Y no olvidéis comerlos cuando estén fríos, ¡sino se bajarán!

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*